amar la natacion

Conocé las 10 principales razones para amar la natación

Por

¿Estás pensando en comenzar algún ejercicio físico? ¡En esta nota encontrarás las diez razones por las cuales la natación es un deporte que enamora!

Mucho se habla de que la natación es una de las disciplinas deportivas más completas que existen. Pero, más allá de lo que todos conocen, este ejercicio comprende una decena de beneficios únicos que difícilmente encontrarás todos juntos en otra actividad.

Por este motivo, las personas tienden a enamorarse de la natación al poco tiempo de sumarla a sus rutinas. Aquí, las 10 razones principales de este fenómeno:

  1. Se adapta a la capacidad, necesidad y exigencia de cada uno: no necesitás ser José Meolans para disfrutar de la natación. Podés comenzar con ejercicios de baja dificultad y aún así trabajar todo tu cuerpo, disfrutar de los beneficios del deporte y distenderte en el agua.
  2. Favorece el sistema respiratorio: al necesitar de una respiración controlada y coordinada, ejercita la capacidad pulmonar mejorando el rendimiento que se traduce en una mejor calidad de vida.
  3. Estimula la circulación sanguínea: la actividad aeróbica realizada con la presión del agua en todo el cuerpo hará que tu sangre circule mejor por las venas y arterias. Asimismo, al facilitar el flujo sanguíneo reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ayuda a mantener la presión arterial estable.
  4. No tiene límites de edad: Desde bebés hasta adultos mayores pueden aprovechar los beneficios de las actividades acuáticas en sus diferentes formatos. Además, esto nos permite también realizar el deporte en familia.

    amor por la natacion

  5. Ayuda al desarrollo de más de dos tercios de los músculos del cuerpo: al trabajar de forma integral, tanto el tronco superior como el inferior, es uno de los ejercicios más completos para tonificar los músculos.
  6. Tiene bajo riesgo de lesiones por impactos: al estar flotando en el agua, los movimientos de las distintas técnicas no ejercen impactos bruscos sobre los músculos y las articulaciones.
  7. Mejora la postura corporal y fortalece la espalda: especialmente para aquellas personas que tienen rutinas de trabajo sedentarias, con varias horas al día sentados, la natación es una excelente opción para evitar dolores de espalda y problemas como la escoliosis.
  8. La actividad relaja y fortalece la autoestima: Por este motivo, suele estar recomendada para personas con depresión o altos niveles de estrés. Se trata de un beneficio extra al ejercicio físico acompañado por la placentera sensación de sumergir nuestro cuerpo en el agua y mejorar nuestro rendimiento corporal.
  9. Estimula el desarrollo físico y mental: Especialmente en niños a partir de los cuatro años de edad, el aprendizaje de técnicas de natación ayuda a un crecimiento sano del aparato psicomotor y la concentración.
  10. Te mantiene joven y sano: Es muy importante contar con un espacio dedicado a nosotros mismos, donde conectarnos con nuestro cuerpo, focalizar la mente en una actividad específica, y desconectarnos de los problemas. ¡La natación reúne las herramientas para que puedas lograr todo esto!

¿Existen razones para no amar la natación?

A pesar de los múltiples beneficios y las características positivas de este deporte, muchas personas abandonan su entrenamiento a los pocos días de comenzar. Es una realidad que no podemos negar y, como amantes de la natación, intentamos entender por qué sucede esto.

Indagando sobre las razones, llegamos a la conclusión que el principal problema no es el deporte en sí, sino las condiciones en las que se realiza. Para no fallar en el intento, es importante que tengas presente estas tres recomendaciones:

  1. No te sobreexijas. Los buenos resultados en natación llegan por la constancia, y no demandando sobre esfuerzos a nuestro cuerpo de un día para el otro.
  2. Buscá un ambiente en el que te sientas cómodo. Algunas personas prefieren realizar entrenamientos en equipo, otros en solitario, lo importante es que puedas sentirte a gusto con el espacio para disfrutar de la rutina.
  3. Asumí la responsabilidad de cuidar tu salud: Antes de comenzar la natación, realiza un chequeo médico para conocer cuál de las variantes de este deporte se ajusta más a tus necesidades. Procurá contar con el equipo necesario ya sea gorra, gafas o tapones para los oídos, si es necesario. Los riesgos en natación son menores y muy fáciles de evitar.

Contanos tu experiencia, ¿ya te enamoraste de la natación? ¿Qué es lo que más amás del deporte?

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas