Aprender a Nadar & Nadar Siempre!

Por

Dentro de los deportes que podemos aprender y realizar siempre, esta la práctica del Nadar. Para quien lee esta nota y no sabe nadar, lo primero que se pregunta es, será posible, podré aprender. Opiniones, de Masters.

 

A medida que vamos creciendo, los que nadamos y los que aún no han nadado, nos damos cuenta la importancia que tienen los deportes aérobicos, los deportes que se pueden hacer a cualquier edad, en cualquier momentos de la vida, los deportes que nos vigorizan, y nos un muy buen  bienestar. Los deportes, que nos brindan armonía y nos activan a vivir mejor.

Dentro de los deportes que podemos aprender y practicar siempre, lógicamente nos vamos a referir a unos de los deportes o prácticas más antiguas del ser humano, que es el Nadar. Para quien lee esta nota y no sabe nadar, lo primero que se pregunta, será posible, podré aprender?

Y la clara repuesta; por qué no!, claro que sí. Entonces que debemos hacer…

Primero buscar siempre un lugar que este cerca de nuestra casa, o de nuestro trabajo y/o actividades. Estudiar el lugar, los costos, y por sobre todo ver sus comodidades, en caso tengamos algún imposibilidad en la movilidad, ver si tienen rampas, buenas escaleras, o tiene accesos viables, desde el vestuario al natatorio.

Debemos adquirir o comprar, los elementos que usaremos , una buena malla o traje de baño, donde en variedad de líneas lindas, de calidad, y por sobre todo resistentes, las encontraremos, las de indumentarias SPEED, así como las propias gorras y antiparras. Sumando al conjunto, una buena toalla y ojotas.

Entrando al link, www.natacion.com.ar/mallas-anticloro podrán ver variedad y la calidad de las mallas. Luego ver la disponibilidad horaria, averiguar y saber con quienes aprenderemos, y ahí comenzamos.

Tal vez las primeras clases no sean las esperadas, pero una vez que empezamos a flotar, a movernos en el agua, a sacarnos el miedito, y a hacernos amigos de ella, ahí se veremos los primeros avances.

Una vez que aprendemos a movernos, no van a querer dejar de nadar.  Y es así como se comienza, a cualquier edad. Lógicamente, cuanto más temprano lo hagamos, tal ves se mas rápido el aprendizaje, pero siempre pasa, que cuando más grandes somos, también tenemos más paciencia, y tal vez le podemos dedicar más tiempo a esperar, factor importante para nadar bien, y para seguir nadando…

Un claro ejemplo es Georgina Feld, porteña de 54 años, quien hace un año paso a ser la primera nadadora federada del Club Universitario de Buenos Aires. Ella, nos cuenta: “La natación me llevo al triatlón primero y después a competir en aguas abiertas y pileta.

«Aprendí a nadar a los 4 años con un ídolo de la natación, Daniel Carpio. Siempre sentí libertad y movimiento, debe ser por eso que me identifico con el delfín. Nadar me ayuda a tener pensamientos claros. Me ayuda a relajarme y cargar mis pilas, como también a concentrarme, y a disfrutar la vida».

Y terminando la nota que mejor escuchar a nuestro amigo Luis Alberto Nicolao, múltiple campeón sudamericano, ex finalista olímpico y récordman mundial en 100 metros mariposa, en Río de Janeiro en 1962, nos cuenta: “En aguas templadas, una alegría, en aguas frías, el recuerdo de ingratos momentos. Y hoy de grande, buscar nuevamente el desafío de transformar el agua en una materia sólida de la que pueda agarrarme y avanzar. UN PLACER.

 

Entonces, a Nadar y a seguir Nadando….

Alejandro M. Lecot  especial para www.natacion.com.ar

 

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas