Bob Bowman, entrenador de Phelps regresa a Baltimore

El Gran Coach de Michael Phelps: Bowman, ha regresado a Baltimore – Maryland (ciudad natal del astro de la natación mundial), con el fin de seguir entrenando.

Por

Bob Bowman (foto), luego de entrenar durante 4 años en la Universidad de Michigan y al equipo local Wolverine, el coach personal de Michael Phelps volvió a Baltimore donde lo han contratado como Director Gerente del North Baltimore Atletic Club. La noticia ha despertado un gran interés en USA, ya que Bowman, había conseguido reunir en Michigan a uno de los grupos de nadadores más exitosos de USA.

 
Baltimore, se encuentra en el estado de Maryland, al este de los Estados Unidos de América, siendo la ciudad natal de Michael Phelps, quien seguirá entrenando junto con Bob Bowman con quien comparte piscina desde 1996. El principal reto de Bowman en esta nueva etapa que empezará en el mes de junio, al terminar los trials USA para Pekín, podría estar en crear un grupo de alto rendimiento en Baltimore.
 
Bowman es un entrenador distinto, muy riguroso para los que le conocen. Se hizo cargo como entrenador principal de la Universidad de Michigan sin tener experiencia en la dirección de equipos universitarios, además de asumir la dirección técnica del Club Wolverine, consiguiendo este año dejar al equipo universitario en sexta posición de la NCAA. Agradezco la gentileza del amigo español, Roger Torné.

En unas de las notas que lei sobre este gran entrenador Bob Bawman, cuenta que Phelps, luego de batir récord del mundo fue producto de una apuesta. Parecía imposible bajar de 1m.56s.04, la marca que estableció en Barcelona. Bob, creía que el chico no se acercaría al récord. Tenía el depósito vacío después de 22 carreras en 19 días. Phelps le dijo que bajaría de 1,56 minutos y que le haría afeitarse la cabeza si lo conseguía. Bowman se lo tomó medio en broma. Mejor si se lo hubiera tomado en serio. Sabe que Phelps es un depredador de récords. Lo era con 10 años -todavía posee algunas de las mejores marcas de Estados Unidos en ese grupo de edad-, lo fue con 14, cuando se clasificó para participar en los Juegos de Sydney, y lo es con 18, convertido en el gran referente de la natación. Bowman, un hombre rechoncho, soltero, del que se dice que come y bebe natación, se tuvo que afeitar la cabeza junto a la piscina. Su nadador se lanzó a por el récord mundial sin pensar en las escasas energías que le quedaban. Cada parcial era mejor que el récord de Barcelona. Bowman comenzó a temer por su cabellera. A su lado, un compañero de Phelps blandía un bote de espuma, unas tijeras y una maquinilla de afeitar. El campeón bajó de 1,56, golpeó el agua con sus puños y dirigió una mirada a su entrenador. La apuesta estaba ganada. Era su undécimo récord mundial individual desde que batió el de 200 metros mariposa en 2001, con 16 años.

El año pasado, el 27 de octubre, publiqué en esta misma web, una nota sobre; Entrenamiento y Preparación para 200m. libre, relacionado a estos dos grandes de la natación. La pueden encontrar en; http://www.natacion.com.ar/web/notas/notas.php?id=1101

Alejandro M. Lecot – especial para; WWW.NATACION.COM.AR

Notas relacionadas