La Fisioterapia Acuática, recupera Campeones como DELPO

Por

Nuestro gran Campeón del Tenis Juan Martín Del Potro, se encuentra rehabilitando y haciendo una excelente fisioterapia acuática, con el fin de reconstruirle su rótula fracturada, durante el torneo de Queens, luego haberse sometido a una operación y al uso de las muletas.

 

Como todos sabemos, el agua es un medio único para la realización de la fisioterapia, y que mejor decisión pudo tomar nuestro gran tenista Juan Martín “Delfo” Del Potro, en conjunto con sus profesionales, en finalizar su rehabilitación y recuperación, luego de lesionarse, y pasar por el quirófano. La propia flotación de cada uno, disminuye el efecto de la gravedad. El medio acuático brinda la ingravidez relativa, donde el  peso corporal soportado por las articulaciones. 

El propio Juan Martín Del Potro, se encuentra fuera de competencias, debido a que está realizando una fase de recuperación, luego de haber sometido a una operación en su rodilla derecha. Delfo, disputó su último partido por la primera ronda del ATP 500 de Londres, en la antesala de Wimbledon, pero un resbalón le produjo una mala pasada en la rodilla, ya maltrecha o con problemas, desde las postrimeras de la temporada anterior, cuando un golpe contra el piso le produjo una fractura en la rótula, viéndose obligado a abandonar en el Masters 1000 de Shanghai.

Y como todos sabemos, el  agua es un medio único para la realización de terapias acuáticas o fisioterapias, y lo que se hace en el agua, desde el fitness y/o aquagym, es aprovechar beneficialmente, la asociación de los tres principios físicos, que son: flotación, viscosidad y la presión hidrostática.

La propia FLOTACIÓN de cada uno, disminuye el efecto de la gravedad. El medio acuático brinda la ingravidez relativa, donde el  peso corporal soportado por las articulaciones de carga (rodillas, tobillos, caderas) pude llegar a disminuir hasta en un 90%, limitando el golpe o impacto del cuerpo con el suelo.

La VISCOCIDAD, es producida  por la fricción de los fluidos, y cuanta más fuerza se usemos, mayores serán las fuerzas de resistencia que actúan contra la persona, donde el medio líquido aumenta la resistencia y opone más fuerza al movimiento proporcionando un mejor entrenamiento, y aumentando la propiocepción, que es la capacidad de recepción que tenemos en sentir y controlar la posición relativa de nuestro cuerpo.

De por sí, la PRESIÓN HIDROSTÁTICA, es la aplicada a un líquido encerrado y en reposo, donde es transmite de forma íntegra a todas las partes del fluido y a las paredes del recipiente que lo contiene. De aquí vemos cuanto más profundo sea el lugar cual nos movilizamos, es decir cuánto más profunda sea la pileta, el propio fluido o el agua ejercerá una presión sobre el cuerpo, lo que provoca un mayor retorno venoso por lo que la presión hidrostática del agua, nos ayuda a controlar la inflamación durante los diferentes ejercicios acuáticos.

La FISIOTERAPIA ACUÁTICA, es un aliado para la recuperación de lesiones musculares y articulares. Esta rehabilitación funcional en el agua, consiste en aplicar las técnicas habituales pero en un nuevo medio, el agua, cuyas propiedades arriba mencionadas permiten:

El hecho de flotar, donde produce la disminución de la gravedad que confiere el agua permite aumentar la carga de forma más precoz, es decir acelerar los tiempos de rehabilitación de la lesión.

Los efectos descontracturante y relajante del agua permiten que los músculos se estiren y que disminuya la rigidez, aliviando mucho más las molestias. Tras permitir la ampliación del recorrido articular, en unas condiciones menos exigentes para la articulación, debido a la ingravidez del medio, hace que mejores la movilidad articular, donde se podrán realizar ejercicios y movimientos que no siempre serían posibles fuera del agua. Generalmente se daría entre personas con artropatías inflamatorias y otras lesiones que limitan el rango de sus movimientos. Entonces, que mejor en hacer las rehabilitaciones en el agua, brindándonos una gran ayuda para todos los deportistas y personas.

 

Alejandro M. Lecot –  www.natacion.com.ar 

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas