cuidar las antiparras de natacion

Cómo limpiar las antiparras de natación

Por

Si contás con antiparras de natación y ya las usaste durante algún tiempo, te darás cuenta de que suelen perder parte de sus propiedades, siendo la más importante de ellas la claridad de los lentes. 

Los lentes con rasguños, empañados o rotos no nos sirven al nadar. Así que en este artículo te enseñaremos cómo darles un mantenimiento y una limpieza adecuada a tus antiparras de natación.

Regla de Oro: no toques tus lentes con nada

Esta es la regla más importante de todas: no toques tus lentes (especialmente por dentro) ya que, al manipular los lentes de tus antiparras de natación deteriorás su visibilidad.

Asimismo la suciedad en tus lentes se genera por la suciedad y el aceite que generan tus dedos y esto reduce la visibilidad de las antiparras.

Los arañazos también pueden darse por el contacto con tus uñas, materiales o telas y esto puede generar incomodidad al nadar ya que la rajadura del lente dificulta la visibilidad.

Por último, tus antiparras pueden empañarse cuando utilizas telas o pañuelos para limpiarlos ya que esto remueve la capa protectora con la que cuentan los lentes. Esto es lo que lleva a que las antiparras se pongan de un color amarillento y ya no puedan utilizarse.

¿Cómo guardar tus antiparras de natación?

Lo primero luego de una sesión de natación será enjuagar nuestras antiparras con agua fría. Podés usar el agua de la pileta o agua de una canilla. Luego que hiciste esto dejalas secar al aire libre y, por último, guardalas en su estuche original o en un estuche de lentes de sol.

antiparras speed

¿Qué no hay que hacer al guardar tus antiparras?

Hay algunas cosas que no tenés que hacer:

  • Evitá exponer tus lentes a calor extremo ya que esto puede derretirlos.
  • No dejés tus lentes al sol, ya que esto puede acelerar el deterioro.
  • No guardés tus lentes húmedos, dejalos secar al aire libre en la sombra.

¿Cómo limpiar los lentes de natación?

Si bien lo mejor es manipular tus lentes lo menos posible, igual tenés que mantenerlos limpios y a punto. Para lograr eso podés hacer lo siguiente:

Lavá cuidadosamente los lentes de tus antiparras de natación, las correas y demás en agua fría. Esto ayuda a que se elimine el cloro que pueda haber quedado.

Limpiar los lentes ayudará  a eliminar cualquier residuo que pueda haber quedado en ellos.

Para limpiar las correas de las antiparras podés sumergir tus manos en agua enjabonada y luego frotar las correas hasta que queden limpias.

¿Cómo remover la suciedad u otros depósitos usando vinagre?

Si tus lentes están muy sucios y lavarlos con agua no ayuda a remover esa suciedad, podés utilizar el vinagre para tenerlos como nuevos. Sólo tenés que hacer lo siguiente:

  • Conseguí un envase donde las antiparras puedan sumergirse completamente.
  • Llená el envase con agua de la canilla y colocá 5 cucharadas de vinagre blanco.
  • Colocá tus antiparras de natación en el envase y asegurate que estén sumergidas.
  • Dejá remojar tus antiparras por 2 horas, retiralas del envase y lavalas en agua fría.
  • Por último, sacudí el agua de tus antiparras y dejá que se sequen al aire libre.

¡A limpiar esas antiparras!

Ahora que ya conocés algunos tips para mantener tus antiparras como si fueran nuevas, recordá manipularlas lo menos posible para evitar un deterioro acelerado y si tus antiparras se encuentran muy sucias, siempre podés recurrir al vinagre para que te saque del apuro.

Bonus: Si tus antiparras están comenzando a nublarse, podés utilizar un spray anti-niebla que mejorará muchísimo la visibilidad.

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas