mejorar la patada de nadador

4 ejercicios para mejorar la patada de nadador

Por

Aprender a mejorar la patada de nadador de forma correcta es fundamental para la buena técnica en natación. Aquí te compartimos algunos consejos prácticos para practicar y mejorar.

A pesar de que a simple vista pueda parecer sencillo, la realidad es que la patada de natación requiere de mucha técnica y entrenamiento para hacerla de la mejor forma posible. Un buen impulso desde nuestra pierna, será un motor que empuje con más o menor fuerza nuestro desplazamiento en el agua.

Para algunos nadadores profesionales, la patada de nadador es aún más compleja que la brazada, ya que su técnica es muy precisa y una mala técnica podría causar lesiones en el estado físico del deportista.

¿Qué problemas provoca la patada del nadador mal ejecutada?

  • Hará que el desplazamiento sea lenta y se fuercen de forma despareja otros músculos del cuerpo
  • Hace que el nadador levante la cabeza para respirar, generando desequilibrio y problemas en las brazadas.
  • Puede provocar lesiones en las rodillas y en la columna vertebral por el esfuerzo incorrecto de los músculos.

Por este motivo, sobretodo en principiantes, se recomiendan una serie de ejercicios que trabajan la patada del nadador a fin de lograr la técnica perfecta y el mejor rendimiento.

¿Cómo debe ser la correcta patada del nadador?

Para empezar, definamos que, en estilo crol y en espalda, la propulsión principal del cuerpo se realiza a través de la brazada y la patada cumple una función de fuerza estabilizadora. Para lograr esto, las piernas deben colocarse a ras de la superficie del agua en una posición hidrodinámica.

Entonces, tanto en crol como en espalda, la patada se ejecuta en dos movimientos: uno hacia arriba y hacia abajo y un segundo movimiento lateral que sirve para anular los efectos de la recuperación del brazo que altera la alineación del cuerpo.

De esta forma, las piernas realizan un batido hacia abajo que comienza cuando la pierna ha terminado su anterior movimiento hacia arriba. Cuando el talón llega a la superficie, debe comenzar la flexión de la cadera, obligando al muslo hacia abajo mientras se dobla levemente la rodilla y sigue la trayectoria.

Para que se entienda mejor, veamos cómo se explica en este video que hace principal hincapié el movimiento de la cadera al lograr el equilibrio:

Como se observa, el pie debe bajar a una profundidad de 30 o 35 centímetros, es decir, unos centímetros más abajo que el pecho; cualquier profundidad superior a esta simplemente aumentará la resistencia del agua, sin propiciar ningún tipo de propulsión o estabilidad.

¿Qué ejercicios podemos realizar para mejorar la patada del nadador?

Habiendo compartido la técnica correcta, y las consecuencias de no realizar correctamente la patada en natación, les proponemos cuatro de ejercicios para entrenar este movimiento y que vos puedas lucirte en el agua como un profesional:

  1. Patear piedras: Es necesario que el nadador camine sobre la superficie, bajo el agua, arrastrando el pie que no está apoyado en el piso, imaginando que patea piedras, cual si fuera la resistencia del pie al agua. El pie siempre debe ir en punta, es decir, siempre tiene que ir empinado.
  2. Patada de Ballet: Este ejercicio viene bien para trabajar el movimiento de patada de crol. Se trata de ubicarse en borde de la pileta, tomándonos con una mano del extremo como en las barras de ballet y, con la pierna que esté más cercana al borde, vamos a moverla como si fuera un péndulo, manteniendo la punta del pie estirada con el tobillo relajado. Obviamente, luego de repetir unas serie de este ejercicio, cambiar de lado y practicar con la otra pierna.
  3. Patada de crol con tabla: Con una tabla entre las manos, manteniendo la cabeza entre los brazos, ayudará a tener el cuerpo elevado para concentrarse en el batido de pies. Luego, también con la tabla, realizar una brazada por cada lateral cada cuatro patadas.

  1. Batido de piernas con los brazos pegados al cuerpo: Este ejercicio te permitirá concentrarte en el movimiento de las piernas y de las caderas. Se sugiere que las manos se acomode a los laterales del cuerpo y la cabeza salga de forma recta a tomar aire cada cuatro patadas.

Por último, es común que muchas personas encuentren el estilo espalda como una herramienta para mejorar mucho más fácil la patada ya que requiere menor concentración en la respiración.

Contanos tu experiencia: ¿qué ejercicios te resultaron de utilidad para optimizar tu técnica?

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas