natación para tratar la escoliosis

7 ejercicios de natación para tratar la escoliosis

Por

Mucho se habla de los beneficios de la natación para el cuidado de la postura corporal ¿Puede este ejercicio ayudarnos a tratar una escoliosis?

Para comenzar, es importante recordar que no todo dolor de espalda es una escoliosis. Esta patología se trata de una desviación particular de la columna que puede ser congénita (presente al nacer), neuromuscular ,producida como consecuencia de otra enfermedad como la espina bífida, parálisis cerebral, atrofia muscular espinal o algún trauma físico, o idiopática ,de causa desconocida.

Sea cual sea el origen de la desviación de la columna vertebral, que puede presentarse en forma de una “s” o una “c”, en todos los casos disminuye la calidad de vida del paciente.

Ya sea que presente dolor o no, la curvatura de la espalda puede afectar el funcionamiento de diversos órganos y producir secuelas en la persona. Por este motivo, los tratamientos y hábitos son para prestar atención.

Existen contradicciones entre los traumatólogos respecto de la natación terapéutica para escoliosis. Principalmente en casos graves, algunos profesionales desisten de recomendarla por los riesgos de realizar este deporte sin el correcto asesoramiento. Las contraindicaciones son:

  • Sobreexigencia en el entrenamiento: Los pacientes con escoliosis no deben realizar las mismas rutinas que el resto de los nadadores. La espalda puede resultar resentida en la primera jornada de actividad generando dolor. Más que nunca, se debe entenderse que el deporte es cuestión de constancia.
  • Falta de entrada en calor: Como en todo otro deporte, es necesario brindar al cuerpo un tiempo para preparar los músculos para la actividad mayor.
  • Exceso de estiramiento: La elongación no controlada puede causar lesiones y daños en los músculos de la espalda y cuello agravando el cuadro de escoliosis original.
  • Postura incorrecta: Realizar los estilos de natación de forma inadecuada puede también afectar y lesionar una espalda con escoliosis, que será mucho más sensible a los impactos que otros nadadores.

Por todos estos motivos, es importante siempre señalar y recordar al instructor de natación si padecemos algún problema postural. Así como también tomar clases en centros preparados y con profesionales certificados, que pueden darnos una correcta devolución de nuestro ejercicio.

No es recomendable que pacientes con escoliosis realicen ejercicios de natación sin la supervisión y el monitoreo de un equipo especializado.

natacion para dolor de espalda

¿Cuáles son los beneficios de realizar natación?

¡Pero que los riesgos no te detengan! La natación terapéutica para el tratamiento de cuadros de escoliosis también tiene muchos beneficios como:

  • Mejora en la circulación sanguínea y reduce los riesgos cardiovasculares
  • Amplía la capacidad pulmonar
  • Tonifica los músculos y las articulaciones
  • Libera estrés
  • Favorece dinamismo y el movimiento aeróbico

¿Cuáles son los siete principales ejercicios para tratar la escoliosis?

En natación para el tratamiento de la escoliosis tenemos dos tipos de ejercicios: los asimétricos y los simétricos. Como su nombre lo indican, responden a la actividad en torno a un eje vertical corporal.

Dentro de los ejercicios simétricos podemos encontrar:

  1. La natación estilo espalda: flotando de espalda al agua, con los brazos y piernas extendidas y realizando los movimientos del modo convencional.
  2. La natación estilo crol: flotando boca abajo en el agua, con movimiento de brazos y piernas de manera oscilante y por ciclos, rotando la cabeza fuera del agua para respirar.
  3. Ejercicios en pareja: Uno de los nadadores tirará de las piernas de su compañero, mientras este flota ,boca arriba o boca abajo,agarrado con los brazos de uno de los bordes de la pileta.

Por su parte, en los ejercicios asimétricos encontramos:

  1. Natación estilo espalda con mayor énfasis en el lateral que posee la concavidad: Se nada 3 brazadas con el brazo del lado de la concavidad y una brazada con el brazo del lado de la convexidad.
  2. Estilo espalda para escoliosis lumbar: Se realiza al batir la pierna del lateral con concavidad, evitando mover la pierna de la convexidad. Se puede realizar también sujetando una tabla con los brazos extendidos.
  3. Estilo crol para escoliosis dorsal: Puede realizarse con brazadas simétricas pero respirando siempre hacia la concavidad. Otra variante es con el brazo de la convexidad pegado al cuerpo y el de la concavidad con mivimiento de crol o con el brazo de la concavidad extendido sujetando una tabla, el brazo de la convexidad pegado al cuerpo, y realizando movimientos con las piernas estilo crol.
  4. Estilo crol para escoliosis lumbar: se realiza moviendo solo el pie del lateral de la concavidad, evitando mover la pierna de la convexidad.

¡Recordá! Si tenés escoliosis diagnosticada es importante que mantengas un seguimiento profesional de tu postura vertebral y acompañes el trabajo en natación con ejercicios posturales específicos fuera del agua, para favorecer el equilibrio muscular.

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas