nadar usando estilo crol

¿Cómo respirar nadando el estilo crol?

Por

Respirar de manera eficiente al nadar puede suponer todo un desafío si no estamos acostumbrados a ello. Muchos hemos tenido esa sensación de estar agotados ni bien empezamos a nadar y esto se debe a un mal manejo de la respiración.

En este artículo te daremos los mejores tips para que puedas respirar bien nadando el estilo crol. Recordá que el agua no es nuestro medio natural así que ¡hay que tomárselo con calma!

Respiración nadando en crol o estilo libre

Respirar de forma adecuada es un elemento importante en todo estilo de natación, en este caso vamos a enseñarte cómo respirar en el estilo crol.

Tipo de respiración

Al nadar respiramos de una forma diferente a cuando estamos en tierra. En nuestro estado habitual solemos inhalar aire de manera involuntaria y por la nariz; en el agua, vamos a inhalar aire de forma voluntaria por la boca y la exhalaremos por la nariz.

El inhalar por la boca nos permite obtener más aire y usar el aire de forma más eficiente a que si tratamos de respirar por la nariz. Este tipo de respiración aplica para todos los estilos de natación.

Posición y movimiento de la cabeza 

En el estilo crol la cara estará sumergida en el agua y la rotaremos hacia el lado izquierdo o derecho cuando respiremos.

Es importante que el movimiento sea un giro de un poco menos de 90° en relación con el agua y que no usemos el cuello para levantar nuestra cabeza fuera del agua ya que esto puede generarnos lesiones aparte de ser una forma ineficiente de respirar.

Posición y movimiento del cuerpo 

Nuestro cuerpo se encuentra en posición horizontal con respecto al agua cuando nadamos estilo libre. No obstante, al tomar una respiración debemos girar nuestro cuerpo a la par del giro de nuestra cabeza hacia el lado por el que vamos a inhalar.

El girar el cuerpo nos ayuda a cuidar nuestro cuello al tomar aire y así podemos evitar lesiones importantes en esa zona del cuerpo.

¿En qué momento respirar?

Esto depende del tipo de competencia en la que estés participando y de tu resistencia frente a la ausencia de aire.

Para competencias de distancias cortas y rápidas se recomienda respirar cada 5 – 7 brazadas.

Para competencias de distancias largas se recomienda respirar cada 2 brazadas.

Bonus: En competencias olímpicas como en la que participó Michael Phelps en el 2008, se aprecia a los nadadores tomar respiraciones cada dos brazadas y toman la respiración por el mismo lado.

¿Qué ocurre si no respiramos en el momento justo?

En la natación, sobre todo en la competitiva, respirar en el momento adecuado es muy importante. Una mala respiración puede significar un coste importante en energía y tiempo mientras estamos nadando. Aquí algunas cosas que ocurren cuando no respiramos adecuadamente:

  • Aumento de resistencia: Cuando respiramos de forma inadecuada solemos sacar la cabeza de una forma que genera que nuestras caderas y piernas se sumerjan más en el agua y asuman una posición un poco más vertical, esto puede aumentar la resistencia del agua y frenar nuestro avance.
  • Fatiga: La fatiga se genera cuando nuestro cuerpo no recibe suficiente oxígeno y cuando llevamos a cabo esfuerzo innecesario dentro del agua. Al no recibir suficiente oxígeno, podemos desesperarnos un poco lo cual llevará a que llevemos a cabo más esfuerzo del necesario para tomar aire.

A poner en práctica lo aprendido

Ya estás listo para poner en práctica la respiración al nadar en estilo crol. Puede ser que te tome un poco de tiempo acostumbrarte a este tipo de respiración, pero con práctica y ganas podrás lograrlo.

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas