tapones para los oidos en natacion

Tapones para los oídos en natación: todo lo que tenés que saber

Por

Si formás parte del grupo de riesgo que puede sufrir otitis por natación, ¡no dejés de practicar el deporte! Acá te contamos todo lo que debés saber sobre los tapones para los oídos.

Cuando se piensa en lesiones que podrían derivar del ejercicio de la natación, muchos lo primero que asocian son contracturas por mala postura o calambres. Sin embargo, pocos advierten los problemas que podrían derivar de un uso inadecuado del equipo de protección como los tapones para los oídos.

Ahora, ¿siempre es necesario utilizar tapones para los oídos en natación?

La realidad es que el oído es un órgano que posee un mecanismo de defensas naturales por lo cual se autolimpia ante el ingreso de agentes externos como el agua. Sin embargo, por diferentes cuestiones -como una presencia excesiva de bacterias en el entorno o un debilitamiento del sistema inmunológico-, se puede desencadenar un cuadro de otitis externa, también conocido como enfermedad del nadador o oído del nadador.

Como ya advertimos, esta patología puede presentarse en cualquier persona por diferentes situaciones. Pero, quienes experimenten las siguientes características se encuentran con mayor riesgo:

  • Nadadores de aguas abiertas como el mar, ríos y aguas frías.
  • Adultos mayores por el debilitamiento de las defensas
  • Nadadores con conducto auditivo estrecho que dificulta el drenaje del agua, especialmente en niños
  • Pacientes que utilizan audífonos para poder escuchar
  • Usuarios frecuentes de auriculares
  • Personas que por diferentes razones posean lesiones en el oído como los que pueden producir el mal uso de hisopos
  • Pacientes con alergias o resfríos frecuentes

¿Cómo y cuándo se deben utilizar los tapones para oídos?

En primera instancia, es recomendable realizar una evaluación médica con un profesional antes de comenzar a realizar natación de manera periódica. De esta forma, nos podemos asegurar sobre el estado de nuestro sistema auditivo y recibir recomendaciones precisas para nuestro tipo de oído.

Si no tenemos ningún factor de riesgo, y las condiciones de natación son óptimas, lo más probable es que el médico nos recomiende no utilizar los tapones. Sin embargo, si vamos a nadar en aguas no purificadas como los ríos, podemos adquirir tapones de silicona en tiendas especializadas.

Veamos las recomendaciones al respecto de la Clínica Integral de Otorrinolaringología de Bilbao:

Para la colocación de los tapones de oído es recomendable:

  • Que el área se encuentre seca antes de introducir el elemento
  • Que el tapón no sea muy profundo de modo de evitar lesiones en la estructura del oído
  • Procurar que se genere una especie de tapa en el orificio externo del oído que evite el ingreso del agua
  • Utilizar vaselina por sobre el tapón para impermeabilizar aún más la estructura del oído

¿De qué otra forma puedo proteger mis oídos?

Además de los tapones de oído, un recurso más utilizado son las gorras de natación. Estas deben usarse cubriendo las orejas de forma que filtre el agua, y evite el ingreso de agentes que puedan causar infecciones.

gorros de natacion speed

Del mismo modo, en caso de tener riesgo de padecer otitis, se recomienda evitar el ingreso abrupto a las piletas de natación ya que los cambios de presión no son favorables para los oídos.

Finalmente, siempre es importante recordar secar bien los oídos luego de practicar natación e inclinar la cabeza a ambos lados para facilitar el drenaje.

Todas estas herramientas y cuidados ayudan a disfrutar aún más del deporte disminuyendo los riesgos de enfermedades que puedan causar disgustos innecesarios. ¡Qué nada te detenga a zambullirte en la pileta! 

Dejar un comentario

Su email no será publicado.

Notas relacionadas