Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Martes 24 de Junio de 2008

Entrenamiento

La patada delfín...






En una nota realizada en el diario norteamericano Washington Post, cual titula: "A Revolution That Began With a Kick", que traducido significa algo asi como: "una revolución que se inició con una patada", habla del origen de la pata subacuática de mariposa, sus avances y la utilización por parte del gran astro de la natación mundial, el estadounidense Michael Phleps.
La popularización de las cámaras subacuáticas, sumado al mayor por la parte de la biomecánica por parte de los entrenadores, ha hecho de más avances técnicos, para desarrollar aún mas la velocidad del nadador sobre el agua. Hay quienes dicen que los avances significativo han sido por la reactivación de una maniobra de natación desarrollada hace más de 70 años por uno de los físicos que trabajaron en la bomba atómica. Aunque utilizado durante décadas, la patada de delfín submarina no había sido plenamente aprovechada por la natación hasta la aparición de Michael Phelps y algunas otras estrellas quienes comenzaron a pulir la técnica en los últimos años. A ello se le une la tecnología de los nuevos bañadores, cada vez más adaptados para rebajar la fricción bajo el agua.
Los norteamericanos han sido los principales valedores de este nuevo estilo, así su director técnico Mark Schubert asegura "actualmente no se puede tener éxito sin esta capacidad,". "Es un arma", asegura Jonty Skinner, el director de ciencia de rendimiento para el equipo nacional de los EE.UU. “Ha sido un salto de diferencia cuántica", dijo recientemente el entrenador de Michael Phelps,  Bob Bowman. "Michael pasa 13 metros bajo el agua en lugar de cinco. Eso gente como Ian Thorpe no lo hicieron." Continuaba Bowman cuando analizaba las carreras de Phelps en Melbourne 2007 cuando este batió el record del mundo de 200 libre de Thorpe. Según Bowman la diferencia del 1:44.06 de Thorpe del 2001 y los 1:43.86 de Phelps en el 2007 está en los virajes donde el americano mantiene el movimiento ondulatorio submarino mucho más tiempo.
 No es que el resto de nadadores no utilice este movimiento, es que Phelps lo ha perfeccionado y lo ha incorporado como una ventaja competitiva real. Muchos nadadores de élite lo utilizan desde hace años, pero sin conocer que su aprovechamiento hasta el límite reporta una rebaja de tiempos muy significativa. Según los expertos el movimiento de delfín submarino es el estilo de natación más rápido, a excepción del crol en pruebas de 50 metros.
 La patada de delfín submarina fue estudiada principios de la década de 1930 por el profesor Volney Wilson, antes de que este dedicara sus conocimientos a la fisión nuclear en el proyecto que luego crearía la bomba atómica según asegura David Schrader, biógrafo del científico en la universidad de Marquette. Wilson, waterpolista en los JJOO de 1932, realizó un estudio sobre la propulsión de los peces en el acuario de Chicago intentando que Johnny Weissmuller la adoptara.
 
La técnica tardó mucho en adoptarse a otros estilos, pues siempre fue asociada al estilo de mariposa. Uno de los que primero adaptaron la técnica fue David Berkoff. En 1988 Berkoff estableció varios records del mundo en 100 espalda empezando las pruebas con un submarino de 35 metros utilizando el movimiento ondulatorio de delfín. Cuando los rivales empezaron a hacer lo mismo, la FINA prohibió el nado submarino más allá de 10 metros y un tiempo después a 15 metros. Siete años más tarde, Bob Gillet, entrenador en Arizona,  instó a su joven estrella mariposa, Misty Hyman, no sólo para hacer la patada de delfín subacuático, siempre que podía, sino  también a nadar de lado para mejorar los efectos de la ondulación. En 1997 Hyman ganaba todas sus carreras de mariposa nadando al menos 35 metros bajo el agua. Un año después la FINA prohibió el nado submarino en mariposa y libre más allá de 15 metros.
 A pesar de los éxitos de Berkoff, Hyman y otros, fueron pocos los entrenadores que empezaron a intentar maximizar la ventaja de nadar más rápido los 15 metros submarinos. Muchos creían que el esfuerzo requerido iba en contra del nadador en el resto de la prueba, sobre todo en pruebas de más de 100 metros.
 Otro argumento fue que se trata de una habilidad difícil de enseñar y evaluar. Nadie sabía realmente la manera idónea de hacerlo. Nadie sabía si sería una gran ventaja o no. Por lo tanto, por años, muchos entrenadores y nadadores trabajaron en él superficialmente y sin perfeccionarlo.
 
Nadie midió la ventaja real que el estilo producía hasta que alguien venció de forma espectacular y en la sala de video los entrenadores rivales pensaron en la forma de batirlo, según Schubert. Uno de los primeros en perfeccionar el estilo fue Neil Walker quien se valió de él a finales de los 90 y principios del 200 para batir en piscina corta al campeón olímpico de espalda Lenny Krayzelburg. Según Schubert “todos hemos aprendido de él y le hemos copiado la idea”
 En agosto de 2002, Phelps quebró el record de los 400 estilos en una dura lucha con Erik Vendt en los campeonatos nacionales USA en Fort Lauderdale (Florida). En la carrera igualada, Phelps se catapultó en el último viraje con su patada submarina para salir claramente por delante de Vendt y batirlo. Phelps acababa de comprobar como de impresionante podía ser esa ventaja. Era solo el principio de un trabajo diario que le ha llevado hasta hoy donde ya ha evolucionado y perfeccionado el movimiento. A él se le unieron figuras tan relevantes como Natalie Coughlin, Ryan Lochte y Aaron Peirsol. Un año antes de los Juegos Olímpicos del 2004 en Atenas,  los entrenadores norteamericanos  se reunieron y acordaron que necesitaban comprender mejor la patada de delfín. Era ya evidente que era importante. Pero no había prácticamente ninguna investigación sobre el tema. ¿Cuánta diferencia podía ofrecer? ¿Cómo enseñarlo? ¿Cuál era el mejor enfoque para incorporarlo?.
 La federación norteamericana de natación: USA Swimming se puso en contacto con un grupo de científicos en la Universidad George Washington quienes han estudiado cómo los peces nadan en su esfuerzo para ayudar en el diseño de pequeños submarinos para la Armada. El coordinador de biomecánica de la natación norteamericana, Mark Russell, se puso a trabajar de inmediato con el equipo de la universidad que incluía a los profesores Rajat Mittal y James Hahn y el estudiante Alfred von Loebbecke. La investigación patrocinada por la USA Swimming  comenzó en 2003 y continúa hasta el día de hoy. Agradezco la traduccion por parte de Roger Toné.
Alejandro M. Lecot - www.natacion.com.ar
 






<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.