Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Miércoles 14 de Octubre de 2009

Natación para principiantes

Ablande e Inicio del Entrenamiento…







Cuando nos iniciamos el entrenamiento, en el calentamiento, establecemos un proceso activo que se realiza previo a la ejecución de una actividad física o deportiva, que nos sirve para preparar al individuo o al deportista física, fisiológica y psicológicamente, para establecer una actividad de nivel de intensidad de mediano o alto rendimiento. El objetivo final, es entrar de forma progresiva, al nivel de actividad deseado, para lograr una plena adaptación de nuestros sistemas cardiorrespiratorio y muscular-esquelético, con el ingrediente de sentirnos lo mejor posible para realizar la actividad o el entrenamiento.

 La entrada en calor, físicamente, nos aumenta la temperatura muscular y articular. En lo fisiológico, aumenta progresivamente la frecuencia cardíaca y activando los sistemas metabólicos. Y en lo psicológico o mental: mejora la motivación y la concentración del mismo. El objetivo final, es entrar de forma progresiva al nivel de actividad deseado, para lograr una adaptación del sistema cardiorrespiratorio y del sistema muscular-esquelético al ejercicio, predisponiéndolo para que pueda utilizar a plenitud sus energías, con una minimización de riesgos de lesiones.

El calentamiento muscular previo a la práctica deportiva, mejora el rendimiento físico y disminuye mucho más, el riesgo de lesiones músculo-tendinosas, ya que mejora las condiciones de funcionalidad en el momento de inicio de la actividad. Muchos nadadores calientan en el agua, comenzando a nadar lentamente durante un rato, con un buen afloje y nados progresivos y técnicos... El calentamiento en seco, es decir, fuera del agua, puede ser: un paseo rápido, una caminata, algo de saltos con soga, mientras aumente la temperatura corporal y active el metabolismo.

Los efectos en la adaptación y calentamiento son:

1.- Elevan la temperatura local muscular y tendinosa, preparando el cuerpo para el trabajo que le espera, poniendo en funcionamiento el sistema cardiovascular de forma eficiente.

2.- Aumento en el flujo de líquido sinovial en las articulaciones haciéndolas más flexibles, y lógicamente habrá un aumento en la velocidad de contracción y relajación.

3.- Plena mejoría de la condición de respuesta del sistema neuromuscular, disminuyendo la viscosidad muscular.

4.- Incremento del flujo sanguíneo local, del intercambio metabólico y de la actividad enzimática.

-

Por otro lado, dememos saber que los factores de intensidad y duración de la entrada, determinan el tipo de calentamiento. Por lo general, una de las grandes ventajas de la natación, es que no es un deporte de lesiones, pero si es necesario, tratar de entrar en calor, alongar antes y después de cada entrenamiento. Y por último, la duración del calentamiento también depende de la intensidad principal, siendo de entre 12 a 20 minutos lo normal; considerando que a más intensidad de la actividad central, mayor deberá ser la duración del calentamiento.

s

Alejandro Lecot – WWW.NATACION.COM.AR

Entrenador Nacional de Natación - alejandrolecot@yahoo.com







<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.