Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Domingo 10 de Agosto de 2003

Entrenamiento

La nueva vuelta de pecho






Los nuevos cambios en la reglamentación para pecho y mariposa, efectivas el 8 de marzo de 1998, trajeron aparejados cambios en la forma de realizar las vueltas. La vuelta para mariposa es exactamente la misma que para pecho.

 

La vuelta y la brazada subacuática pueden insumir más allá del 45% de los 200 metros de una carrera de pecho en pileta corta; a menudo la carrera es definida por quien la ejecuta mejor. Con mucho a lo que apostar, yo hago de cada vuelta y brazada subacuática una práctica para mejorar mi carrera. A menudo yo alcanzo las 14 yardas (12.8 metros) al impulsarme haciendo la brazada subacuática desde cada pared, apareciendo un cuerpo de ventaja delante de un librista en el andarivel contiguo.

Ha habido dos cambios reglamentarios y una nueva forma de posición del cuerpo en el agua que cambia la manera de realizar la vuelta de pecho. Primero, ‹Alguna parte de la cabeza del nadador deberá romper la superficie del agua al menos una vez durante cada ciclo completo de brazos y piernas, en ese orden, excepto despuÚs de la partida y de cada vuelta donde el nadador ejecuta un movimiento de brazos completo hacia atrás, hacia las piernas y un movimiento de piernas mientras se encuentra completamente sumergido.þ

Esto significa que ahora nosotros podemos poner la cabeza debajo del agua sin ser descalificados, y explicar cuales son los lâmites del movimiento de brazos subacuático. Segundo, la nueva posición del cuerpo en el agua que tiene los brazos detrás de la cabeza, con la cabeza apretada entre ellos, permite brazadas subacuáticas más largas y mayor distancia de alejamiento de la pared. La nueva posición aerodinámica suma 2 yardas (1.83 metros) a mi deslizamiento subacuático. Tercero, el nuevo cambio reglamentario elimina lo subrayado del reglamento: ‹En cada vuelta, el toque deberá ser realizado con ambas manos simultáneamente por sobre, por debajo o en la superficie el agua, y  los hombros deberán estar alineados con la superficie.þ  Esto nos permite hundir nuestros hombros llegando a cada vuelta, mucho más rápido que teniendo que tocar con los hombros al nivel del agua, y permitiendo la posibilidad de vueltas con giro en mariposa y pecho.

Dividâ la presente vuelta ‹abiertaþ de pecho en 5 partes o etapas:

1.     La aproximación

2.     El giro

3.     La impulsión

4.     El deslizamiento subacuático

5.     La primera propulsión hacia la superficie

La aproximación

Siempre mirar la pared 3-4 brazadas antes de llegar a ella. La mente sorprendentemente ajustará la distancia a la pared. El objeto es patear para llegar a la pared nunca deslizarse hasta ella. Deslizarse hace que las caderas se hundan, al igual que arrojar un ancla. Pateando hasta la pared uno mantiene su aceleración tanto como el nivel de las caderas.

El giro

Manteniendo la velocidad alta al aproximarse a la pared permite transferir mayor velocidad al girar en ella. El nuevo cambio reglamentario, permite hundir nuestros hombros y tocar con una mano por sobre el nivel de la otra siempre y cuando las manos se apoyen al mismo tiempo.  ‹La cabeza puede ser sumergida despuÚs del þltimo barrido de brazos y previo al toque, permitiendo de esta forma romper la superficie del agua en algþn punto durante cualquier parte del þltimo ciclo completo o incompleto de movimientos precedentes al toque. Una vez que el toque se ha efectuado, el nadador puede girar de cualquier manera deseada.þ Esto significa que podemos deslizarnos debajo de la superficie del agua, tocar con ambas manos, y  girar al igual que lo hacâamos en estilo libre hasta 1962. Esto necesitará de una flexibilidad individual para su ejecución; probablemente alguna joven mujer será la primera en girar en la vuelta de pecho. La mayorâa de nosotros continuará con la vuelta ‹abiertaþ de pecho, la cual cuando es realizada correctamente será más rápida que nunca.

Asegurarse de traer rápidamente las palmas hacia su trasero en una trayectoria circular ajustada.  Tan pronto como la mano ubicada a nivel más bajo toca la pared, traerla hacia atrás rápidamente a lo largo del cuerpo y extenderla con la palma hacia fuera para asistir el movimiento del cuerpo en la dirección contraria. Porque nosotros hundimos nuestros hombros, ahora arrojamos nuestra cabeza hacia atrás desde la posición del cuerpo adoptada. TambiÚn, traemos la otra mano hacia arriba cercana al cuerpo y luego próxima a la oreja desde donde irán juntas con la mano más baja por detrás de la cabeza mientras movemos repentinamente el cuerpo, alejándolo de la pared que reciÚn hemos tocado. Hasta ahora los pies estaban apoyados en la pared, como esperábamos a aproximadamente el mismo ángulo que hundimos nuestros hombros. Alrededor de 45 grados con la superficie del agua será un buen ángulo.

La impulsión

Tendremos las rodillas flexionadas levemente con el cuerpo casi completamente sobre la espalda y cerca de un ángulo de 45 grados. Deberemos movernos como un tirabuzón o retorciendo nuestros hombros pasando la vertical antes de que los pies abandonen la pared. La reglamentación dice: ‹Los hombros deberán estar pasando la vertical o en ella hacia el pecho cuando el nadador deja la pared y la posición del cuerpo en el agua descripta en el punto 2 debe ser alcanzada desde el principio del primer movimiento de brazos.þ Al momento de impulsarse, asegurarse de mantener lo más ajustado posible la nueva posición aerodinámica, achicando los hombros al tiempo de presionar los brazos detrás de la cabeza. Mantener el cuerpo lo más posiblemente alineado derecho, mientras Úste gradualmente se pone paralelo a la superficie del agua. Deberá mantenerse el impulso durante 3 ó 3.5 segundos. No se puede nadar tan rápido como nos impulsamos, mantener el impulso por más tiempo para una carrera de 200 metros que para una de 100 metros. Tratar de sostener una profundidad por debajo de la superficie del agua durante el impulso y el siguiente deslizamiento subacuático. Mucha gente va más profundo, luego asciende, desplazándose una mayor distancia y arriesgando el tener que ascender hacia arriba para la primera brazada completa. Echando un vistazo al impulso, si existen algunas olas en la superficie del agua nos encontramos a poca profundidad, debemos ir más profundo hasta que no quede estela.

El deslizamiento subacuático

DespuÚs de cerca de 3 segundos el desplazamiento es esencialmente el barrido subacuático de mariposa con las manos hacia atrás, hacia las piernas, como explica la reglamentación. Existen dos refinamientos para el desplazamiento subacuático, uno es traccionar con las manos rápidamente cuando pasamos la cintura, para producir una pequeöa propulsión más. Otro es desplazarse con las manos entre las piernas y achicar los hombros aproximándolos al pecho para hacer más angosta la aerodinamia del cuerpo al final del impulso. Ambos refinamientos duran menos de un segundo.

DespuÚs de achicar los hombros, rápidamente traer las manos hacia el cuerpo para alcanzar la posición aerodinámica. Mientras las manos pasan el pecho, traer las palmas hacia arriba hasta la posición en que comienza la patada.  Cuando los brazos alcanzan juntos la posición aerodinámica, llevar la patada a la superficie. Está comprobado que la patada debe ser angosta para reducir la resistencia del agua, entonces es muy importante terminar la patada. Las palmas deben apretarse fuerte juntas.


La primera propulsión hacia la superficie

‹La cabeza debe romper la superficie del agua antes de que las manos giren hacia el interior en el punto más ancho de la segunda brazada.þ Podemos ganar o perder medio segundo solamente en la primera brazada. Si alcanzamos la superficie e inmediatamente lanzamos la cabeza hacia fuera para respirar antes de que las manos miren hacia adentro, perderemos un segundo respecto de nuestros competidores. Idealmente, traccionamos fuerte cerca de la superficie del agua y justo cuando las manos alcanzan su punto más ancho, la cabeza romperá la superficie. Luego, respiramos retrasado en el barrido hacia adentro (parte del recobro). Podemos ganar 0.3 ó 0.5 segundos respecto de nuestros competidores debido a un correcto timing de ejecución de la segunda brazada. Yo ni siquiera respiro en la primera brazada, concentrándome en la mayor propulsión y finalmente respirando en la segunda brazada.







<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.