Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Domingo 2 de Junio de 2013

Natación para principiantes

La Natación ante la Cifosis...









La cifosis es una deformación de la columna vertebral y no debe confundirse con una mala postura. A menudo de da más en niños altos para su edad y da la impresión que realizan esfuerzos para disminuir su altura. En las mujeres se agrega el crecimiento mamario. Usualmente no se acompaña de dolor. Se mejora con los ejercicios, natación o con la enseñanza en los adolescentes.

 
La cifosis es una deformidad de la columna vertebral, específicamente una convexidad excesiva de la columna torácica. El desarrollo hormonal que permite el desarrollo de la musculatura, es el que les permite cambiar la postura. La columna tiene cuatro curvas fisiológicas a nivel observado en el plano sagital:

 

Lordosis cervical, de aspecto excavado en el cuello.
Cifosis dorsal, espalda joroba.
Lordosis lumbar, parte inferior hueca.
Cifosis sacra/coccígea.

 

La cifosis es una exageración de la cifosis dorsal; la actitud cifótica, donde la persona tiene la espalda redondeada, pero puede ponerse de pie. Se debe diferenciar de la irreductible cifosis. En sí se da en las mujeres. De adolescente, pueden ser por causas de una postura incorrecta, donde pueden ser tratadas con ejercicios adecuados y la corrección de la postura. Las principales consecuencias de padecer cifosis son, por dolor causado por las crisis cifóticas, la curvatura de la espalda hacia atrás sin poder recuperarse, y también choque importante para todos los dolores. Ya en la la vejez es el resultado de osteoporosis y no es curable. Y por supuesto, hay ejercicios para ayudar a la curación.

 

La cifosis dorsal afecta en especial a aquellas personas que no realizan demasiado ejercicio a lo largo del día, quienes son sedentarias y trabajan en una oficina. Este tipo se puede corregir mediante ejercicios para fortalecer la espalda y la columna vertebral, pero también puede requerir de la cirugía en muchas ocasiones así que hay que tener especial cuidado cuando tratamos esta enfermedad.

 


Los ejercicios para la cifosis dorsal pueden ser las abdominales o algunos ejercicios lumbares. También el pilates o el yoga pueden ser muy útiles si se pretende corregir la deformidad de la columna. Y tal vez, el más recomendado es la natación. La angulación fisiológica de la cifosis dorsal es algo que también deberemos tener en cuenta a la hora de tratar el problema, porque ello indicará el grado de la desviación. En sí los ejercicios deben favorecer la extensión de raquis, y la tonificación de la musculatura paravertebral e interescapular. 



 A mí entender, la natación nos puede ayudar mucho, en el tratamiento y mejoramiento, de la columna vertebral, así como también en la escoliosis y otras dificultades físicas. Entonces, que mejor es ir a un club o escuela de natación, ponerse en contacto con los profesionales, y comenzar a nadar…


Alejandro M. Lecot // www.natacion.com.ar  
Entrenador especializado en Natación







<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.