Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Martes 22 de Diciembre de 2015

Natación para principiantes

Beneficios del Estilo Espalda








La natación y otros tipos de trabajos de hidroterapia, son muy bien considerados como excelentes formas de mejorar el fortalecimiento del cuello y de a propia espalda, así como también, para prevenir lesiones, que nos lleven a molestias y al dolor. La viscosidad natural de agua, suma resistencia a las actividades de la pileta, lo que ayuda a que la construcción del músculo, sea incluso más fácil que en tierra firme.
 
 
 
El caminar, es una actividad de bajo impacto, mientras que trotar es de alto impacto. La natación siempre es de bajo impacto, mientras que saltar la cuerda es de alto impacto. Recuerden que la columna vertebral está formada por vértebras, discos intervertebrales, articulaciones facetarias, nervios y músculos, por lo que un régimen de ejercicio que fortalezca estos componentes sin ejercer una descarga adicional es lo ideal. Se trata de actividades de bajo impacto que fortalezcan los músculos y los ligamentos que se alargan en el cuello y la espalda. Otras opciones incluyen el senderismo, caminar por las escaleras y hacer ejercicios aeróbicos suaves.
 
Entonces nadar, es mucho menos agresivo para nuestra columna vertebral y las articulaciones en el cuerpo, que los ejercicios de impacto, o alto impacto como, el saltar y el correr. Hay que realizar técnicas acordes, y asegurarse de conocer las técnicas apropiadas de la propia natación y no excederse en el entrenamiento, en especial con nadadores principiantes, o aquellos que tengan algún problema en su espalda.
 
 
Por otro lado, los factores que pueden aumentar las molestias y dolores pueden ser:  El exceso de entrenamiento, donde puede provocar la tensión muscular y la lesión puede ser consecuencia de la exageración de la sesión de natación. Entonces aca debemos tomar el trabajo, con tranquilidad, con progresión y respetado a lo que va diciendo el propio cuerpo o la espalda.
 
 
Se recomienda siempre, elongar ya hacer trabajos de estiramiento o estrechin, antes de nadar. El nado de espalda o dorsal, a veces puede ser difícil para el cuello, si el nadador no está acostumbrado a una buena postura, entonces tal vez habría que probar o variar con los estilos, crol o pecho.
 
 
Como sabemos en el caso del estilo crol o libre, el nadador gira su cabeza fuera del agua para respirar, en este momento puede haber una hiperextensión de las múltiples estructuras del cuello, donde debemos ser cautelosos, si la persona tiene problemas al girar a los costados. En caso de ser asi, por ahí es mejor que nade el estilo pecho, donde los movimientos de la respiración son frontales.
 
 
Y recuerden siempre de trabajar con un médico, para diseñar un programa de ejercicios que incluyan una variedad de ejercicios, tales como ejercicios abdominales, yoga, una caminadora elíptica, o la terapia de ejercicio sobre una pelota suiza o una bicicleta estática.
 
 
Alejandro M. Lecot - www.natacion.com.ar
 






<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.