Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Viernes 17 de Febrero de 2017

Internacionales

Actuales Sensaciones de Michael Phelps








El astro Michael Phelps, de 31 años, tras su retiro el año pasado y ganador de 23 oros repartidos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, hablo de  sus sensaciones sobre la posibilidad de ser entrenador, como también expreso, que no seria el entrenador de su hijo Boomer, de casi un año. Y además expreso que va a estar en Tokio 2020, pero com empresario de su marca MP. 
 
El astro estadounidense Michael Phelps, dueño y récord de 28 medallas olímpicas, descarta ser el entrenador de su hijo Boomer, de casi un año, porque éste acabaría por detestarle. "He ido varias veces a la piscina con él. Y le encanta, pero si él decide un día dedicarse a la natación, nunca sería su entrenador. Él me detestaría", dijo en una entrevista publicada hoy en el diario francés "L'Équipe" Phelps, quien visitó París para promocionar su marca de trajes de baño.
 
El astro de las 8 medallas de Oro en Pekín 2008, ya hizo sus pinitos como entrenador aprendiz con Chase Kalisz, donde reconoció que aún le falta algo de tacto en su manera de dirigir. "Mi desafío será aceptar que algunos no entenderán mis consignas y que otros no lograrán ponerlas en práctica", asumió Phelps, quien contó que habla con el que fue su entrenador, Bob Bowman, sobre cómo mejorar la relación con los pupilos.
 

 
 
Phelps, de 31 años y ganador de 23 oros repartidos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, recordó cómo fue esta última competición en la que participó. "Debo reconocer que regresar a lo más alto en los Juegos de Río fue, sin duda, lo mejor de mi carrera. Estos dos últimos años fundé una familia, mi hijo nació, pude dejarlo exactamente como quería. Eso será mi mejor recuerdo", opinó. También comparó su retirada en 2016 con la que anunció en 2012, al término de los Juegos Olímpicos de Londres. "Después de Londres quería dejarlo. No quería saber más del deporte. Quería estar solo. El problema es que no sabía qué quería hacer y caí en el lado oscuro. No tenía objetivos", confesó en alusión al positivo que dio en un control de alcoholemia en 2014 y por el que fue ingresado en un centro de rehabilitación.
 
La imagen puede contener: 1 persona, texto
 
Después de su regreso triunfal en Río, el exdeportista reconoció que siente el agua como "casi un lugar de meditación en el que se evacúan las frustraciones" y en el que "se liberan" las dificultades. Y además quiere estar en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. con su propia línea de bañadores y espera ver a grandes competidores luciendo alguno de ellos en la cita japonesa.
 
  "Y como digo siempre, entrenar alto rendimiento no es fácil, ya que para esto se debe reunir muchas cualidades, que tal vez con el tiempo se vayan esclareciendo en la vida del ex nadador. Pero la pasión deportiva y olímpica, jamás se pierde".
 
 
Alejandro M.Lecot - www.natacion.com.ar






<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.