Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Viernes 18 de Mayo de 2018

Natación para principiantes

Accíon del Nadar sobre Nuestro Cerebro








 
La natación es una de las disciplinas más completas, pues sus beneficios no se vinculan únicamente a la forma física, sino también al estado del cerebro. De por sí, es esencial para llevar una vida sana, y mantener al cuerpo en forma, evitar enfermedades, mejorar la postura corporal, y sobrellevar de mejor forma la rutina, es decir tratar de permanecer siempre en actividad.
 
 
 Durante mucho tiempo,  científicos se han esforzado por transmitir los beneficios de la actividad deportiva, tanto a nivel físico, como también en lo emocional. Existen decenas de actividades deportivas que pueden realizarse, pero como sabemos, dentro de lo que son deportes más individuales, como correr, andar en bicicleta, remar, la natación es uno de los más completos. El nadar te cambia el ánimo, reduciendo las hormonas que provocan el estrés. Y de por sí, te ayuda a reparar las neuronas dañadas.
 
Al mejorar la función cognitiva y la memoria, también te ayuda bajar las tensiones tanto musculares, como en lo nervioso, poniéndote en un estado de pensamientos positivos.
 
Uno de los beneficios de la natación es que aumenta el flujo sanguíneo, lo que a su vez puede ayudar a mejorar la memoria, el estado de ánimo, la claridad mental y el enfoque. Tras realizar esta actividad, aumentamos el  flujo de sangre al cerebro, y a quedado demostrado, que cuando las personas que se sumergieron en el agua hasta la altura del corazón, su flujo sanguíneo cerebral fue mayor en comparación en aquellos que no se habían metido en la en la pileta.  
 
 
El daño cerebral por estrés también se puede revertir con la natación a través de la neurogénesis del hipocampo o la sustitución de las neuronas perdidas. Estudios anteriores ya habían concluido que el hipocampo se contrae en las personas deprimidas, lo que explicaría los problemas de salud mental asociados a menudo a la depresión.
 
 
Y bien es sabido, por varios estudios y práctica, que los niños que aprenden a nadar a una edad temprana mejorar desarrollo de habilidades, como la coordinación y habilidades visuales-motoras tales como cortar papel, colorear y dibujar líneas y formas, y muchas tareas matemáticamente relacionadas. Es decir actúa sobre la memoria y las reacciones neuro-motrices.
 
 
Con respecto a lo hormonal ya los estados anímicos, la natación y otros ejercicios similares liberan factores de neurotrofinas, en el cerebro: endorfinas, que se consideran útiles para controlar el estrés, la ansiedad y el estado de ánimo.
La actividad física mejoran el alivio de la tensión, e incluso contrarrestar algunos síntomas depresivos.
 
Es decir, "el nadar" estimula mucho, la producción de sustancias químicas cerebrales que nos aumentan nuestro estado de ánimo.
 
 
 






<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.