Portada Principiantes Iberoamericanas Internacionales Entrenamiento Entrevistas
Historias Nutrición Calendarios Natatorios Swim Shop

Jueves 13 de Julio de 2006

Natación para principiantes

QUE ES ENTRENAR… 1ª parte






El entrenamiento se entiende como la preparación de las personas, para lograr un rendimiento deportivo. El concepto de entrenamiento se utiliza para toda una enseñanza organizada, que se dirige al aumento de la capacidad de rendimiento tanto físico, psíquico, intelectual o técnico-motor del nadador. Depende de los objetivos, de la edad, del tiempo (que le dediquemos y tengamos), de las cualidades o condiciones, y de las perspectivas de la persona o nadador, aquí debemos ver el tipo o clase de rendimiento que vamos a entrenar, pudiendo ser aeróbico bajo, o para estar en salud, o para mantenimiento, como también, de mediano rendimiento, o para aquellos que lo hacen mas que todo, por una forma o calidad de vida elegida. Y por último, aquellos que realmente lo hacen con perspectivas de alto rendimiento, o alta competencia y profesionalmente.
El entrenamiento deportivo, además de lograr un alto rendimiento físico, técnico, táctico, mental, también pretende mejorar nuestra resistencia aeróbica y/o anaeróbica, de una forma moderada y ordenada, lo que nos ayuda a mejorar nuestras capacidades físicas en general, reforzando nuestra salud, ayudándonos a prevenir lesiones y además, el logro de la diversión en cierta medida, desde lo competitivo, lo lúdico, o lo recreativo. Conozco mucha gente allegada, que ha estado un tiempo casi sin entrenar, o de nadar continuamente, donde cada tanto se engripaba o tenía alguna que otra enfermedad. Sin embargo, en cuanto comenzaron a entrenar, con 2 a 3 secciones normales, por semana, lograron una mejor resistencia y salud, teniendo en cuenta que tanto en otoño o invierno, unos se expone mucho más, al frío y/o a las diferencias de temperaturas.
Siempre, en los entrenamientos, se deben respetar los principios relacionados entre sí, en beneficio de garantizar una aplicación correcta de todo el proceso, ya que es muy bueno establecer una planificación de entrenamiento. Además, esto motiva mucho más al individuo a alumno, y donde puede reencontrarse rapidamente, en una buena actitud, tanto física como mental.
A veces se da, que hay personas con faltas de conocimientos y/o experiencia, que no cumplen estrictamente con los principios básicos del entrenamiento, donde pueden ocasionarles serios problemas tanto físicos como psíquicos. Como también, existen conductores, que dicen saber de la materia, y nunca han tendido verdaderamente experiencias fisiológicas en su mismo organismo. Creo que para entrenar, además de saber, adquirir conocimientos, también hay que tener experiencia como deportista, y tener criterio y sentido común, donde deben permanecer las reglas básicas del entrenamiento. Se suma a todo esto, una buena comunicación entre el alumno y el entrenador, y viceversa. Suele pasar, que cuando se masifican los grupos, debido a otro tipo de intereses, esta comunicación puede comenzar diluirse.
También como algo fundamental, y redondeando a lo recién explicado, hay que tener en cuenta muchos principios biológicos, entre ellos (en esta primera nota hablaré de algunos de ellos) el de la multilateral, de la progresión, de la individualidad, de la continuidad, y el de la de la variedad.
El principio multilateral, evita la especialización prematura. El mismo, se basa en la preparación general. Este principio comprende la interdependencia entre todos los sistemas y órganos humanos y entre los procesos fisiológicos y psicológicos.
En el inicio, se debe hacer una buena adaptación al entrenamiento. Los mismos, deben ser sistemáticamente progresivos y gradualmente, en sesiones, en duración y en sobrecarga. Cuando el nadador o deportista, se adapta a una sobrecarga, al trabajo y/o duración del ejercicio deberá incrementarse hasta la obtención de futuras adaptaciones.
 
Hablamos de individualidad, cuando se proyecta un plan individual de entrenamiento, teniendo en cuenta factores personales como por ejemplo la herencia, el talento y/o condiciones, la maduración, la alimentación, la motivación, las obligaciones de trabajo, estudio, y familiares. Y las influencias ambientales y personales, entre otros.
La continuidad, esta articulada al mejoramiento de las capacidades, y es necesario tener acciones repetidas para mejorar el rendimiento bajo la importante influencia del entrenamiento.
Siempre es bueno, que los trabajos tengan variedad, pues esto motiva al nadador. Pensemos que entrenar es una acumulación de sensaciones, de trabajo, a veces un poco arduo o placentero, pero en sí es muy individual, ya que no se trata de un juego, si no de un deporte individual. Lo que hay que evitar siempre, es de caer en el aburrimiento del nadador. Los entrenamientos deben ser variables, y a hasta a veces divertidos, emotivos, y en cierta medida estimulativos. Debiendo respetar sus fases.
 
Y siempre, escuchando nuestro cuerpo, nuestro corazón, y por sobre todo respetando las condiciones & los límites de cada uno…
 
Alejandro M. Lecot – especial para;  WWW.NATACION.COM.AR
Entrenador Nacional de Natación & Deportivo
Nadador Olímpico 1980/84 & Actualmente Nadador Master
alelecot@natacion.com.ar – 2006 - Argentina






<< Ver todas las notas
www.Natacion.com.ar - El portal de la Natación Argentina e Iberoamericana
Todos los Derechos Reservados.